viernes, 30 de julio de 2010

Sabes que maldigo mis palabras antes de pensarlas.
No es resentimiento
No es coraje
No es desprecio
Es valoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada